¿Carisma? ¿Glamour? ¡¡¡Respira y verás!!!

La respiración, una de las herramientas de la persona con mayor inteligencia, glamour, carisma (y cuantos apelativos que no aconsejo utilizar a mis alumn@s:, porque te pone ‘en manos de los demás) que he conocido jamás.