La Belleza Científica llegó a CosmoBeauty

La Belleza Científica (matemática) es unas 5 reglas que yo llamo ‘de oro’, en el diseño de la Imagen de Marca Personal.

En mi intervención en CosmoBeauty, uno de los grandes eventos internacionales dirigido a los profesionales de la belleza, vimos la importancia de unir, cualquier servicio al cliente, a su ‘visibilidad’ y por lo tanto a su objetivo de mejora, que puede ser social (relacionado con amigos), emocional (afecto a uno mismo o pareja) o profesional.

Maria A Sanchez Cosmobeauty Coaching Imagen Personal_8

Embellecer (a través del cabello, la decoración facial, la forma de las gafas, el vestuario o la verticalidad, entre otras áreas) es un medio que refuerza la ‘Marca Personal‘. Si la belleza se convierte en un objetivo en sí mismo, el profesional pierde una gran oportunidad de ser útil al cliente.

El primer paso, fue hacer una respiración consciente y abrir los hombros para dejar a los pulmones el espacio necesario para ‘trabajar’. Es la herramienta ideal para recibir información. Ideal para utilizar antes de pasar de un cliente a otro, permite gran concentración y ‘alejamiento’. Respirar profunda y conscientemente, nos permite mirar en perspectiva al cliente, teniendo en cuenta su objetivo y circunstancias, sin pensar en otra cosa.

Segundo paso: entrenamos la mirada, con la persona más cercana a cada asistente a la ponencia, teniendo en cuenta algunas de las bases de la belleza científica:

  • El ojo más alto
  • La proporción entre el cabello y las facciones
  • La diferencia entre el rostro serio y sonriente
  • La verticalidad

El tercer paso fue tomar la decisión de continuar embelleciendo sin objetivo o acompañar al cliente a mejorar ‘científicamente’ su ‘Imagen de Marca’.

Acordamos que lo más efectivo es dar un primer paso. En este caso lo haríamos abriendo un espacio (físico: una libreta, o digital: una carpeta en tu ordenador o una nota en tu móvil), en el que listar las acciones a llevar a cabo.

  1. No olvidar esta decisión. Tenerla muy presente.
  2. Respirar antes de hablar al cliente y hacerlo siempre con un objetivo claro.
  3. Que todo a nuestro alrededor facilite este cambio: hacer un protocolo claro de actuación ante el cliente, que el orden en el entorno favorezca este proceso.

Para lograrlo existen diferentes herramientas, a las que es conveniente acercarnos:

Se puede llevar a cabo de un modo autodidacta o en compañía, mediante talleres o sesiones, de 40 minutos semanales, de mentorización. Lo importante es hacerlo, para poder disfrutar de nuestro día a día en el trabajo, que sea muy eficaz y nos ocupe el tiempo necesario, no más.

Como siempre, fue un gran placer dirigirme a profesionales inquietas y con ganas de aprender. Enhorabuena a la organización, por el éxito del congreso y por su amabilidad y cercanía para con los ponentes. Fue un honor estar allí.